viernes, 5 de octubre de 2012

Turismo en La Alpujarra

TurismoEnLaAlpujarra.com

Descubra La Alpujarra

 Situación y Geografía

La Alpujarra se encuentra situada en Andalucía Oriental, entre las provincias de Almería y Granada. Ocupa una extensión de terreno aproximada de 2.600 Km2.

Es una Comarca Natural, de muy marcada personalidad, delimitada al Norte por Sierra Nevada con las cumbres más elevadas de la península Ibérica, el Mulhacén (3.481 m de altura) y el Veleta (3.392 m de altura), y al Sur con el Mar Mediterráneo.
Además en su territorio se encuentran la Sierra de Gádor, la Sierra de Lújar y la Sierra de la Contraviesa. Es un terreno formado por grandes montañas, barrancos rápidos, ramblas umbrías, cortaduras enormes, tajos espeluznantes y paisajes maravillosos.

Es por todo lo anterior, por lo que se puede decir que, La Alpujarra se encuentra a medio camino entre el cielo y el mar.

En La Alpujarra se dan unas condiciones climáticas muy características ya que se pasa del frío de la nieve al cálido clima mediterráno en muy pocos kilómetros. Por otro lado, su flora es muy rica contando con bosques naturales de encinas milenarias, bosques de pinos, castaños y frondosas alamedas.

Como consecuencia de la amplia variedad de paisajes, fauna y flora que contiene La Alpujarra (Granadina y Almeriense), gran parte de su territorio está incluido en los Parques Nacional y Natural de Sierra Nevada.

 Antecedentes Históricos

Respecto al origen del termino "Alpujarra" (o Las Alpujarras como le llaman los foráneos) que agrupa a todo este territorio, son muchas las versiones que los historiadores han dado, todas ellas sitúan su origen en el árabe. Algunas de estas teorías son: Su origen podría estar en la palabra "Albuxarra" que significa "Alba Sierra", o bien en el vocablo "Albuxarrat" que significa "Montes Altos", también podría tener su origen en el termino "Abuxarra" que quiere decir "La Rencillosa". Aunque existe también otra teoría que mantiene que su nombre se debe a que esta tierra fue ocupada en el Siglo VIII por un tal Abrahem Abuxarra, de aquí vendría la traducción "La tierra de Abuxarra".
Por La Alpujarra han pasado multitud de civilizaciones desde los romanos hasta los árabes antes de la definitiva Conquista Castellana. Aunque los primeros colonizadores propiamente dichos fueron una serie de familias venidas del lejano Yemen a finales del Siglo VIII.

La Alpujarra esta intimamente ligada a su pasado árabe, siendo el último hogar en la península del último Rey Nazarí Boabdil "El Chico", que sólo supo secar sus lagrimas por la perdida de Granada cuando llegó a estas tierras en 1.492, para ser expulsado a Fez un año después. También La Alpujarra fue el último territorio que se sometió al dominio de la Corona de Castilla, un siglo después de la toma de Granada bajo el poder de los Reyes Católicos, los moriscos confinados en La Alpujarra se levantaron contra la Corona de Castilla, para vengar su orgullo como pueblo sometido y converso al cristianismo a la fuerza, en 1.568 encabezados por el mítico Aben Humeya (Cuyo nombre cristiano era Fernando de Córdoba y Válor). Después de cruentas guerras entre los moriscos y los cristianos, capitaneados por Don Juan de Austria, en 1.570 los moriscos (unos 10.000) son vencidos definitivamente y emprenden el camino del exilio. Estas tierras fueron ocupadas por familias venidas de Asturias, Galicia, Burgos y León, pero hasta hoy el pasado morisco de La Alpujarra se mantiene en la arquitectura, en las costumbres, en la artesanía y en la gastronomía.

 Arquitectura

Si algo llama la atención de las construcciones de La Alpujarra es ver sus pueblos blancos "colgados" de los bordes de los barrancos desafiando a la gravedad.

Una vez nos encontramos en cualquiera de sus pueblos, podemos ver sus callejuelas estrechas y con empinadas cuestas que dan muestra de su pasado morisco. Son típicos de las construcciones alpujarreñas sus tejados planos y de color grisáceo, este color se debe al uso de un material aislante natural, llamado launa.
La launa es un aislante que se usa desde tiempos inmemoriales y que reviste los "terraos" a fin de evitar las goteras.

También es típico de La Alpujarra sus chimeneas blancas de yeso, que se cierran con piedras de pizarra y que tienen forma de "sombrero". Esta chimenea aparece en el logotipo de nuestro portal de turismo.

La arquitectura de la región es muy rica y variada, en todos los pueblos existen iglesias que en sus orígenes fueron antiguas mezquitas, alcazabas y baluartes defensivos moriscos, algibes árabes de donde se sacaba el agua, acequías de regadío de origen árabe, edificios mudéjares y en algunos pueblos se aprecian casas-palacio de estilo neoclasicista.

 Su Gente

La gente de La Alpujarra tiene el carácter duro que da el clima y la dura orografía, pero a la vez son amables y cordiales con el visitante. Si se le pregunta acerca de su pueblo o se quiere obtener cualquier información, el Alpujarreño dejará lo que este haciendo y en seguida se convertirá en un guía improvisado para el viajero.

 Gastronomía

La Gastronomía Alpujarreña es muy rica y tiene su fundamento en sus origenes moriscos, así que si vienes por aquí te recomendamos que pruebes: las migas, que pueden ser de pan o de harina de semola, y que se pueden acompañar de con un montón de condimentos, el plato alpujarreño compuesto por: huevos fritos, patatas a lo pobre, morcilla, lomo y longaniza, el lomo de orza, el jamón de Trevélez, los quesos de la tierra,..., y todo ello acompañado con los vinos de Laujar y de la Contraviesa.

En cuanto a los postres, son típicos los postres moriscos aderezados con canela, y en Navidad es imprescindible probar los soplillos y los mantecados elaborados de forma artesanal.

Si "vas de bares", aquí está instaurada la cultura del tapeo, toda consumición va acompañada de una tapa "gratuita", y que sirve para acompañar el vino o la cerveza. La riqueza y variedad de las tapas hace que muchas veces te olvides de la comida. Cada bar de La Alpujarra tiene una variedad de tapas enorme.


Por todo lo anterior, te invitamos a venir a LA ALPUJARRA, seguro que si vienes una vez, repetirás..

No hay comentarios:

Publicar un comentario